lunes, 2 de agosto de 2010

quién es el dueño de una carta: el remitente, o el destinatario? 

acaso el correo, en su trayecto al menos.. .
quién es el dueño de la herida: el que la causa, o el que la padece? 
¿NO SON CARAS DE UNA MISMA MONEDA? o quizá el dueño es el sentimiento que les clava su dardo! 
QUIEN AMA, QUIEN ES AMADO! y el amor: ese arquero que los llaga a ambos, ESE PUENTE levadizo en que SE ENCUENTRAN Y SE DESENCUENTRAN! 
el dueño de la herida es el verdugo y es la víctima, es el idólatra y es su ídolo PERO 
sobre todo, aquello que LOS VINCULA O LOS ENFRENTA! sea cual sea su nombre, porque hay amores que no saben el suyo verdadero -



No hay comentarios:

Publicar un comentario