jueves, 31 de marzo de 2011

Están los q frente al cambio temen perderlo todo, se paralizan. Otros, simplemente siguen la corriente! se adaptan. Están los visionarios, q ven más allá, se anticipan. Pocos son capaces de generar cambio, ven cosas q nadie vé y hacen cosas q nadie hace.
Cambiar es una forma de vida, es una forma de entender el mundo y accionar la palanca que inicia los cambios. Animarse es el primer paso! podemos afectar todo lo que nos rodea sólo manteniéndonos donde estamos, o avanzar.
Error: pensar q le puede servir a alguien el q yo cambie, me debe servir a mí y los demás tendrán su momento en el tiempo (primero cambio POR MI). El resultado será visible si debe ser o será interno si así lo desean.
Los cambios no siempre son inmediatos y a veces pequeñas señales nos indican cómo las personas van mutando. Es observar las estaciones pasar! sin cambios no hay avance. Sin cambios no hay evolución ni renovación, ni preservación.
Aceptemos los cambios y no nos esforcemos por rechazarlos. Abracemos las nuevas sensaciones y los nuevos sentimientos.
No somos lo que fuimos quien sabe cuantas vidas antes. Tenemos oportunidad de conciencia sobre lo q nos rodea y lo q podemos cambiar.

Cambiemos, un poco cada día.


miércoles, 16 de marzo de 2011

Todo a pulmón.

Que difícil me resulta dormirme en las noches, en la soledad de mi cuarto, cuando las estrellas despuntan solo puedo pensar en vosRecuerdo tu cara, tu sonrisa, tus manos sobre mi pelo. Y lloro, lloro porque todavía en mi corazón guardo heridas que tu amor me provocó (y las mías). La almohada es mi confidente y a ella le cuento lo que al mundo callo. Mi vida no es la misma desde que me separaste de tu lado, elegíste perderme, alejarte de mi, tratar de seguir tu camino sin mi mano en la tuya, sin mis besos en tus labios, sin apoyar mas tu cabeza en mi hombro.

Y solo me quedo el vacío, tus palabras me llegan cada tanto, siempre repitiendo que tu amor sigue intacto, que hay una oportunidad! pero...mi oportunidad? la tuya? o la de ambos? y no se que hacer.Debo elegir: continuar con mi vida, con el solo recuerdo de tu presencia amada, necesaria, anhelada, dejando que el frío se apodere de mi, guardando para siempre bajo llave todo esto que aun siento por vos, solo por temor a que vuelvas a lastimarme. O darle una nueva chance a todo eso que siento, que se que vos sentís, que sentimos, aun a riesgo de que otra espina se clave en mi, para sangrar nuevamente e ir perdiendo de a poco la esperanza. Debo elegir entre continuar transitando por la vida como una autómata, mirando sin ver, sonriendo sin reír, fingiendo ante el mundo que todo esta bien, cuando mis manos se cierran sobre el vacío de tu recuerdo. O decidir volver a intentarlo, apostar al amor, llenar de nuevo mi alma de esperanzas, exponerte mi corazón, así como esta! sin trabas ni barreras, porque siempre fue tuyo y entregártelo nuevamente, desnudo y descubierto, esperando que lo cuides y protejas.

Si vuelvo a vos, tal vez me mates, si estoy sin vos, seguro que muero. Te amo y este amor me consume lentamente. Deseo volverte a verque me mires a los ojos y vuelvas a repetirme que no hay otraque todo lo que sientas será mío, que nunca mas te irás de mi lado, que nunca mas te alejarás. Aunque me duela, arriesgarme a volver a creer en vos para siempre.

Es mejor amar, arriesgarse a vivir plenamente, jugarse por lo que se quiere. Negarme al amor es como morir un poco en vida y esto que siento bulle en mi con tanta fuerza que temo que en algún momento explote y ya no pueda contenerme mas. La decisión esta justo detrás de la oscuridad que me rodea, extiendo la mano y la alcanzo. Con esto sabré que me jugué por vos, que di todo de mí, que valía la pena hacerlo, solo por volver a sentir la emoción de verte caminando hacia mi con tu sonrisa maravillosa.

Jugarme por lo que amo, apostar a vos y ganar el amor como premio. Darte la chance de que no me lastimes, de que no te lastime. Y si sucede de nuevo, saber que lo intenté, que a veces lo importante bien vale un riesgo, aunque solo sea para que las estrellas vuelvan a brillar de verdad, solo para mí.